Contacto: 322 168 56 05

Blog

Soluciones sin obras para el sector hotelero

Nos complace informarles sobre las técnicas de reparación que estamos implantando en el sector hotelero.

La imagen que el sector hotelero ofrece a sus clientes se ve ensombrecida por las obras necesarias para efectuar cualquier trabajo de reparación de escapes de agua.

Toda obra lleva consigo trasiego de operarios, ruidos, suciedad, inutilización de las zonas donde se realizan las reparaciones, cierre de instalaciones, etc.

Cuando el escape de agua se produce en época de inactividad del hotel, las reparaciones pueden realizarse sin mayores complicaciones, pero si nos encontramos con un escape en una zona en uso o, peor aún, en temporada alta, éste puede provocar serios problemas.

Las tecnologías sin zanja permiten localizar y reparar los escapes de agua o renovar la instalación directamente desde el interior de las tuberías, sin necesidad de realizar obras.

Las ventajas no son sólo aplicables a escapes de agua inesperados. Nuestra experiencia en el sector hotelero nos muestra que existen fugas de agua que por sus características no están causando daños materiales pero sí un importante gasto energético, que no llegan a repararse precisamente por evitar estas obras que perturbarían el bienestar de los huéspedes.

Imaginemos un hotel que ha contratado con sus huéspedes unos determinados servicios como son la piscina, el spa o la propia habitación. En el caso de existir un escape de agua en una tubería empotrada, si la fuga no causa daños, el hotel decidirá no repararla por no privar a sus clientes de los servicios contratados.

Lo mismo ocurrirá cuando nos encontremos con una fuga en el sistema de riego de jardines o campos de golf, en acometidas generales de agua, desagües generales etc. Las necesarias zanjas para acceder a las tuberías, en primer lugar para localizar el escape y en segundo lugar, para repararlo, llevarán al hotel a la decisión de posponer las reparaciones y continuar con la pérdida de agua.

Las tecnologías sin zanja permiten localizar y reparar las fugas sin necesidad de obras, en el caso de habitaciones, sin necesidad de vaciado de la piscina y el consiguiente cierre de la instalación, en el caso de piscinas y spas, y sin necesidad de zanjas en el terreno, en el caso de tuberías enterradas.

A todas estas ventajas se suma el resultado de las renovaciones de tuberías. La nueva tubería instalada ofrece unas prestaciones y durabilidad ampliamente superiores a las preexistentes, ya que se obtienen tuberías sin juntas y completamente estancas.

 

Comments (0)

    Add a Comment