Contacto: 322 168 56 05

Blog

TIPOS Y USOS DE CÁMARAS DE INSPECCIÓN DE TUBERÍAS

Existen numerosos modelos distintos de cámaras de inspección de tuberías. Elegiremos uno u otro dependiendo del diámetro de tubo a inspeccionar, la existencia de codos y las prestaciones deseadas.

Fundamental a tener en cuenta para la elección de la cámara es el diámetro del tubo a inspeccionar.

  • Diámetro pequeño (DN 40-70):

Se trabajará siempre con empuje manual. La dificultad principal que encontraremos a la hora de trabajar con pequeños diámetros, es la rigidez del cable. Para el empuje de la cabeza de la cámara precisaremos que el cable tenga una determinada rigidez que, sin embargo, nos dificultará el paso por codos. Esta falta de rigidez, necesaria para el paso por los codos, limita enormemente la longitud del cable.

Asimismo, al tratarse de una cabeza de cámara de pequeñas dimensiones, las prestaciones de la misma quedarán limitadas, no pudiendo ser oscilo-giratoria ni llevar accesorios como puede ser un láser o una guía acoplada.

El diámetro del cabezal suele ser de 23mm. aunque existen cabezales de hasta 13mm. de longitud. Cuando menor sea su diámetro, más facilidad tendremos para el paso de codos y más dificultad para su control de empuje con grandes longitudes de cable.

En cuanto a la longitud del cable, hará que su manejo se dificulte enormemente al superar los 25m.

Por último, dado que las tecnologías sin zanja se utilizan hoy en día fundamentalmente en redes generales de evacuación, el trabajo en pequeño diámetro todavía tiene que evolucionar mucho.

Como ventaja, la necesidad de luz se ve muy reducida a la hora de inspeccionar conducciones pequeñas, que por otro lado constituiría  un gran problema si fuese al contrario, ya que los focos de luz necesitan un cierto espacio que haría aumentar las dimensiones de la cabeza de la cámara.

Cámara con cabezal de 23mm. y cable de empuje de 30m. de longitud
Cámara pequeña

  • Diámetro medio (DN 70-250):

Para este tipo de diámetros, el empuje también es manual.

El diámetro medio es el más sencillo de trabajar, ya que no tendremos grandes necesidades de luz para poder observar correctamente la conducción y el paso por codos se hace mucho más sencillo que en el caso del diámetro pequeño, con lo que se puede dotar al cable de empuje de la suficiente rigidez para el control de la cabeza de la cámara con una longitud considerable, lo que nos permitirá llegar a tramos de tubería más alejados del punto de introducción de la cámara.

Para el direccionamiento de la cámara hacia derivaciones o codos, se puede incorporar además una guía en el cabezal, ya que sus dimensiones lo admiten.

Habitualmente, se utilizan carros de empuje manual con cabezal intercambiable. Es muy común que el carro esté dotado de dos bobinas de cable de diferente diámetro y rigidez, para poder conectar tanto los cabezales aptos para inspección de tuberías de diámetro medio y pequeño.

Carro con una única bobina y puesto de control con software específico:


Cámara media

Cabezal oscilo-giratorio para diámetros a partir de DN100:

 Cabezal1  Cabezal2

  • Gran diámetro (DN 250-1200):

La conducción de gran diámetro elimina el problema del paso de la cámara por codos y derivaciones, pero requiere gran cantidad de luz y una calidad de imagen muy superior para poder observar los puntos de interés.

Ya no utilizaremos un cable de empuje sino que la misión del cableado es únicamente la alimentación eléctrica y controlaremos el movimiento desde el equipo de control.

A partir de 250-300mm. de diámetro, será necesario que la cámara vaya guiada por un tractor móvil que cumple dos funciones, la de transportar la cámara y la de elevarla. La elevación es muy importante ya que en redes de saneamiento es habitual encontrar residuos que dificultan la obtención de imágenes.

Tractor móvil sobre el que se monta la cámara y equipo de control:

Carro

Control

Comments (0)

    Add a Comment