Contacto: 322 168 56 05

Blog Detección
de fugas de agua sin obras

¿Fugas de agua, humedades, malos olores? Te explicamos qué hacer en estos casos.

En este artículo vamos a enseñarte cómo actuar en caso de fuga de agua, humedades o malos olores en tu vivienda.

Manchas de humedad:

Lo  importante en este caso es saber dónde está la causa de estas humedades para poder repararla, ya que si arreglamos la humedad sin reparar la causa, ésta reaparecerá.

¿Cómo lo haremos? Siguiendo este orden:

1. Observar la mancha de humedad:

* ¿Dónde encuentra? ¿Está en el baño, cocina u otra estancia donde existan tuberías de agua? ¿Está en un habitación contigua a otra donde hay tuberías de agua? ¿Está en una pared o techo que colinda con algún cerramiento exterior (fachada, tejado, etc.)?

*¿Cómo es la mancha? ¿Presenta coloración? ¿Tiene mal olor? ¿Siempre está igual de mojada o aumenta y disminuye la humedad?

El lugar donde se encuentra la humedad nos dará importantes pistas sobre dónde puede localizarse la causa. Si ésta aparece detrás de una pared que aloja tuberías, lo más probable es que el escape se encuentre en estas tuberías. Y si la mancha aparece detrás de un elemento por donde puede filtrar agua de lluvia (por ejemplo en el techo debajo del tejado), es muy probable que la humedad se deba a un defecto de impermeabilización.

Por otro lado, si la mancha presenta coloración o mal olor, nos encontraremos ante un escape en drenaje. Cuando la humedad es incolora, nos indica que el escape se encuentra en una tubería de agua limpia.

2. Realizar pruebas:

Una vez hayamos observado la mancha y nos hayamos hecho una idea de si es agua limpia o drenaje, podemos realizar diversas pruebas para comprobarlo.

*Si creemos que el escape está en una tubería de agua limpia:

Cerramos todos los grifos y controlamos el contador de agua. Si éste sigue corriendo, nos indicará que existe una pérdida en una tubería de agua limpia.

En dicho caso, cerraremos la llave de paso que da servicio a esta tubería (o la general de la vivienda en caso de no existir sectorización en las tuberías), con lo que detendremos la pérdida y los daños que está ocasionando hasta que un profesional repare la avería.

* Si creemos que el escape está en una tubería de drenaje, podemos echar agua con colorante por la tubería que creemos que presenta la rotura para ver si la mancha de humedad se pinta del color del colorante.

Fugas de agua:

Caso 1:

Normalmente cuando tenemos una fuga de agua, podemos ver el goteo o salida de agua por el punto donde se encuentra la rotura de la tubería.

En este caso, tendremos que observar si el goteo es constante o sólo se produce cuando utilizamos algún aparato o abrimos alguna llave. En el caso de ser constante, nos encontraremos ante un escape en tubería de agua limpia, y en caso contrario, el escape estará localizado en un desagüe.

Podremos realizar las mismas pruebas que en el caso anterior (control del contador de agua con grifos cerrados y vertido de colorantes).

Caso 2:

En ocasiones sabemos que tenemos una fuga de agua pero no hay mancha de humedad ni goteo. Sabremos de la existencia de la fuga debido a que el contador corre con todos los grifos cerrados, a que tenemos un consumo inusualmente alto o, en caso de controlar la presión de la instalación, porque se detecta bajada de presión.

En estos casos, tendremos que llamar a un profesional que podrá:

* Romper paredes, suelos hasta encontrar la fuga

o

* Localizar la fuga mediante pruebas de presión o mediante equipos de localización sin zanja.

Malos olores:

Los malos olores procedentes de tuberías pueden deberse a distintas causas:

1. El drenaje está tapado

2. El drenaje no tiene trampa

3. Rotura de drenaje

Lo primero que haremos será comprobar si existe o no trampa en los registros de los desagües enterrados. Cuando hay una trampa instalada, vemos agua quieta en la superficie de la boca del desagüe, que es la que impide que suban los malos olores.

Tendremos que observar también si los desagües tragan correctamente, ya que si no es así, quiere decir que el drenaje está tapado.

Tanto si la causa es un tapón en el drenaje, como si se trata de falta de trampa o rotura, deberemos llamar a un profesional para solucionar el problema.

En ocasiones no es sencillo descubrir la causa de los malos olores y la mejor solución es realizar una videoinspección del interior de las tuberías, lo que nos garantiza que veremos cuál es el problema.

Si con los medios a tu alcance no logras averiguar la causa del problema, no dudes en contactar con Grupo Repara, que la descubrirá fácilmente utilizando los más novedosos métodos de inspección de tuberías y localización de fugas.

 

 

Comments (0)

    Add a Comment