Contacto: 322 168 56 05

Blog Consejos
para revertir el cambio climático

APOSTAMOS POR EL HOMBRE EN CONTRA DEL CAMBIO CLIMÁTICO

Recientemente se ha estrenado el documental Before the flood, producido y presentado por Leonardo Dicarpio, que trata sobre el cambio climático y sus causas. En él podemos ver cómo las acciones del hombre están impactando muy negativamente en la salud de nuestro planeta, con el cambio climático como su más peligrosa consecuencia para la vida.

Se nos muestran en la película imágenes del deshielo del Polo Norte, la contaminación en países que han experimentado un desarrollo muy rápido y desordenado como India o China, la contaminación producida en zonas de extracción de combustibles fósiles, la deforestación de grandes bosques, etc.

Lo que en un principio puede parecer una visión pesimista el problema, finalmente se torna optimista, ya que considera posible revertir el daño y confía en que el ser humano decidirá realizar los cambios necesarios en su forma de vida para conseguirlo.

El documental propone algunas acciones que podemos realizar los ciudadanos para intentar revertir el impacto causado por el hombre en La Tierra en los últimos tiempos. Aquí vamos a intentar aportar nuestro granito de arena ampliando esa lista de acciones.

Existen tres problemas fundamentales que nos han llevado a esta situación:

Gasto energético: Que se traduce en consumo de combustibles fósiles (petróleo, carbón, gas), principales causantes del cambio climático.

Gasto de agua: La naturaleza es sabia y el ciclo del agua (lluvia-evaporación), podría hacernos pensar que este recurso es inagotable.

El cambio climático está provocando que este recurso indispensable para la vida sea cada vez más escaso en                 determinadas zonas, lo que hace que tenga que obtenerse por medios que requieren mucha energía.

Por otro lado, al utilizar el agua la contaminamos y, en el mejor de los casos, necesitamos energía también para           tratarla y devolverla limpia la naturaleza. En el peor, este agua contaminada no es tratada y es vertida a ríos,                 lagos, mar.

Contaminación: Del agua, el aire y la tierra.

¿Cómo podemos hacerles frente?

Reduciendo el consumo (de energía, agua, bienes), Reutilizando, Reciclando. Con una buena gestión de residuos.

Seremos más precisos. Ahí van nuestros consejos:

Ahorro energético:

Utiliza el transporte público en lugar del vehículo particular siempre que sea posible.

Comparte vehículo con otras personas (por ejemplo, compañeros de trabajo o de escuela) siempre que sea posible.

Plantéate la sustitución de tu vehículo por uno eléctrico.

Utiliza fuentes de energía renovables como la solar.

Utiliza bombillas de bajo consumo como las LED

Utiliza electrodomésticos con buena calificación energética.

Reduce el consumo de calefacción o aire acondicionado. Para ello, invierte en un buen aislamiento térmico.

Tiende la ropa en lugar de usar la secadora.

Friega a mano en lugar de utilizar el lavavajillas.

Ahorro de agua:

Repara lo antes posible cualquier fuga de agua.

Controla el contador de agua periódicamente para saber si existen fugas en tu domicilio (éste debe estar parado cuando todos los grifos están cerrados y no está funcionando ningún electrodoméstico que consuma agua).

En caso de tener alberca con llenado automático, controla el consumo por medio de un contador para evitar no darte cuenta de las fugas que puedan existir.

Realiza mantenimiento de las instalaciones de agua tales como tuberías, bombas, grifos, etc.

Cierra el grifo al lavarte los dientes, enjabonarte en la ducha o afeitarte. No dejes correr el agua.

Dúchate en lugar de bañarte.

Utiliza pulsadores de media descarga en la cisterna del inodoro para no gastar la cisterna completa cuando no sea necesario. En caso de no disponer de estos pulsadores, puedes colocar un objeto dentro de la cisterna (una piedra grande, una botella) para evitar que ésta se llene del todo.

No pongas el lavavajillas o la lavadora hasta que esté completamente lleno.

Si tienes riego automático, asegúrate de no utilizarlo cuando llueve.

Reutiliza para riego el agua de evaporación del aire acondicionado.

Riega las plantas al anochecer para evitar la evaporación.

No viertas agua sucia a ríos, lagos, mar. Si en tu domicilio no existe conexión al drenaje general, asegúrate de tener una buena planta de tratamiento de aguas.

Reducción de la contaminación:

Reduce el consumo de agua, energía y cualquier otro bien.

Reutiliza en lugar de sustituir. Por ejemplo, consume bebidas embotelladas en vidrio reutilizable en lugar de latas de aluminio.

Utiliza en la medida de lo posible productos hechos de materiales reciclables y deposítalos en su correspondiente contenedor cuando los deseches.

Consume productos naturales en lugar de productos procesados.

Siempre que vayas al campo, la playa, etc. recoge tu basura y llévatela. Ten en cuenta que la naturaleza invertiría en hacer desaparecer, por ejemplo una botella de plástico, entre 100 y 1000 años.

Devuelve el agua limpia a la naturaleza (reducir consumo de agua, reutilizar la máxima posible, ensuciar el agua lo mínimo posible y depuración previa a vertido a la naturaleza).

Ahorra energía y utiliza en la medida de lo posible energías renovables. La extracción de combustibles fósiles y las emisiones de esos combustibles al producir energía son grandes contaminantes.

Apostamos por el hombre, por que se conciencie y actúe, por que eduque a las nuevas generaciones para que no comentan los mismos errores. Estamos seguros de que sabrá reaccionar y conseguirá revertir el daño que ya se ha hecho a nuestro planeta, a nuestro hogar y el de miles de otras especies.

Juntos lo conseguiremos.

Comments (0)

    Add a Comment